By admindauper On miércoles, octubre 11 th, 2017 · no Comments · In

Olores y Culturas: Percepciones del mundo

El olor es un componente importante en la construcción de la realidad de una persona y tienen un papel muy importante en muchas áreas de la interacción social. Cada uno de nosotros emitimos y percibimos los olores de distinto modo dependiendo de los países y de las culturas de donde procedemos y lo que hayamos vivido.

El perfume ha estado muy ligado a las costumbres, cultura y religión de la persona que lo consume.

El olor es importante en la comunicación transcultural, por ejemplo, los árabes recurren con mayor frecuencia al olfato para interactuar con las personas.

Al hablar, los árabes no sienten pena de sentir el aliento de la otra persona, oler a un amigo no es solo agradable sino deseable, de ahí que negarle el aliento es rechazarlo. Los estadounidenses por otro lado están habituados a no respirar en el rostro del otro.

La cultura occidental y europea tienden a tapar sus olores corporales o naturales, usando perfumes que a la vez también demuestran la opulencia y poderío económico y social, en casos se

usan perfumes hechos con feromonas que harán que las personas sientan atracción por la persona que usa dicho perfume.

Por ejemplo, los norteamericanos se preocupan mucho por eliminar o disimular los olores corporales. Éstos se eliminan para dar paso a unos olores sintetizados en laboratorios y sin esa carga hormonal que describe el estado en el que se encuentra el cuerpo humano. En general casi todas las culturas tienden hacia esta postura.

Los asiáticos en cambio, no utilizan perfumes demasiado fuertes ni productos que enmascaren su olor corporal. Su olfato en general no es de los más finos, esto se debe en gran medida al uso del cigarrillo. Pero no todas las culturas son tan anti olor. Los árabes, según dice Edward Hall en su libro The Hidden Dimension (1966), aparentemente reconocen que existe una relación entre la disposición personal y el olor. Los intermediarios que conciertan un casamiento árabe, frecuentemente piden oler a la presunta candidata, y si no huele bien la rechazan, no tanto en base a una cuestión estética, sino porque hallan en ella un olor residual debido al enojo o al descontento.

 

En Balí, cuando los amantes se saludan, respiran profundamente en una especie de olfateada amistosa. Entre los componentes de las tribus Kanum-irebe en

 

Nueva Guinea del sur, cuando dos buenos amigos se separan, el que se queda, algunas veces toca al amigo que se queda en la axila, para tomar aire del olor de él y fortárselo a sí mismo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Contacta con nosotros

No estamos en este momento. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted, lo antes posible.

¿Preguntas, problemas o preocupaciones? Me encantaría ayudarle!

Presione enter para enviar el mensaje
All for Joomla All for Webmasters