By admindauper On martes, octubre 10 th, 2017 · no Comments · In

Sentir a través del olor: Conexión entre el olor y las emociones

Las personas que trabajamos en el mundo de las fragancias estamos expuestos a centenares de olores a la semana. Nuestra oficina es toda una experiencia sensorial.

Un olor a Naranja dulce se percibe al final del pasillo, mientras que por el otro lado empieza a llegar el intenso olor a Agarwood Laos y de repente, ¡Tahiti Monoi & Coconut! Esta diversidad de fragancias forma parte de nuestro día a día.

En Dauper nos apasionan las fragancias y lo que pueden llegar a transmitir. El impacto que recibimos cada día de distintos olores hace que atravesemos por distintos estados anímicos, como ahora, mientras escribiendo estas líneas se nos acerca cuidadosamente una mezcla de cítricos que consiguen dinamizar y refrescar el ambiente.

De los cinco sentidos que tenemos los seres humanos, sólo hay uno que se encuentra activo las 24 horas del día, el sentido del olfato. Estudios afirman que el 75% de nuestras emociones están relacionadas con los olores y podemos llegar a oler hasta un trillón de fragancias distintas como aroma del café a primera hora de la mañana, el olor a ropa limpia, a pan recién horneado o el olor reconfortante de los seres queridos. Por lo que podríamos decir que la ciencia corrobora que vivimos rodeados de emociones para nuestros sentidos.  De los cinco sentidos es el que se encuentra más directamente ligado a nuestro cerebro. La información llega primero al sistema límbico y al hipotálamo, los cuales son los responsables de nuestras emociones, sentimientos, impulsos.

¿Alguna vez has pasado por algún sitio y has reconocido un olor determinado que sin saber cómo, te han venido a la memoria recuerdos felices de tu pasado? Seguro que sí.  Situaciones como ésta hacen que nuestro cerebro abra ciertas emociones que estaban en “la trastienda de nuestra memoria”. Y es que los olores afectan decisivamente en nuestras percepciones, influyendo en

nuestros deseos y por lo tanto en nuestro comportamiento.

La capacidad para oler viene de células sensoriales especializadas, llamadas neuronas sensoriales olfativas. Cada neurona olfativa tiene un receptor olfativo. Por lo que el número de olores en el medio ambiente es mayor que el número de receptores que tenemos en la nariz. Por lo tanto, cualquier molécula puede estimular una combinación de receptores, y crear una representación 

única en el cerebro. En ellas también están almacenados los contenidos de la memoria y controlan la liberación de hormonas. Es la razón por la que los aromas tienen la capacidad de modificar directamente nuestro comportamiento y algunas funciones corporales.  Sólo parte de la información del aroma alcanza más tarde nuestra corteza cerebral para convertirse en algo consciente

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Contacta con nosotros

No estamos en este momento. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted, lo antes posible.

¿Preguntas, problemas o preocupaciones? Me encantaría ayudarle!

Presione enter para enviar el mensaje
All for Joomla All for Webmasters